Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5 julio 2008

Notas para una Psicología de Clase de los Universitarios

Jesús Puerta

Ante la oposición a la Revolución Bolivariana de muchos universitarios, caben dos interrogantes. Para los chavistas la gran interrogante sería ¿cómo es que los universitarios que en décadas pasadas se manifestaron de izquierda, en respaldo a procesos revolucionarios, enfrentados a los gobiernos de la “cuarta república”, ahora estén rabiosamente justo en la acerca de enfrente? Para los contrarrevolucionarios la gran interrogante es ¿cómo es posible que haya profesores universitarios, hasta inteligentes y cultos, que respalden a este gobierno?

Sobre la primera pregunta se han ensayado distintas respuestas. Por ejemplo, Luís Fuenmayor cuestiona

Plaza del Rectorado
Plaza del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela

supuestas torpezas y falta de estrategia en el trato a esos sectores medios atrincherados en las universidades. Así, la toma del rectorado de la UCV apoyada por la entonces vicepresidenta, los ataques a autoridades sin culminar en demandas judiciales por parte del ministro Moncada, etc. Por otro lado, pareciera que estas “torpezas” no se vieran nunca compensadas por acciones claramente prouniversitarias: pago de deudas laborales largamente prorrogadas, devolución del Jardín Botánico de la UCV, las posibilidades de financiamiento de la investigación a través de la LOCTI. Aquí surge la pregunta ¿por qué esos gestos del gobierno más bien intensifican la respuesta hostil?

Un análisis que tal vez esboce la respuesta a ambas interrogantes, podría hacer uso de lo que Erich Fromm conceptualizó como “carácter social”, y Raymond Williams y Alvin Gouldner como “estructura de sentimientos”.

CARÁCTER SOCIAL Y ESTRUCTURA DE SENTIMIENTOS

Fromm llama carácter social a los rasgos comunes a una clase o segmento social, de las formas que encauzan sus fuerzas psíquicas. Esas formas son, a su vez, resultado de la adaptación de sus necesidades emocionales y simbólicas, a sus relaciones sociales y sus modos de existencia. Por otra parte, son esas formas dinámicas las que le dan fuerza y consistencia práctica a ciertas ideas, discursos, motivos y posiciones políticas. Ese mismo carácter social puede explicar la conexión de esas masas con sus líderes porque, así como las ideologías deben tener algo que se conecte con los deseos, emociones y aspiraciones de esas personalidades, el líder debe compartir esos rasgos para que su conducción sea aceptada.

La estructura de sentimientos son los impulsos, las aspiraciones, los modos como pueden elaborar sus motivaciones, sus actitudes políticas, los individuos de una clase o grupo social, a partir del balance entre sus deseos y su situación social.

LOS UNIVERSITARIOS

A estas alturas, la universidad en Venezuela ha dejado de ser el mecanismo casi exclusivo de ascenso social de la población. Ya cuando hablamos de los universitarios, nos referimos a la segunda o tercera generación de unos “sectores medios” que adquirieron hace ya casi cuarenta años la ubicación social de la formación profesional. Como se ve, es un proceso relativamente reciente, dos generaciones escasas. Esto marca no pocas contradicciones en su estructura de sentimientos.

La Generación del 28.

La Generación del 28.

En efecto, hacia su posición social, el individuo de los “sectores medios” venezolanos siente, al mismo tiempo, un gran aprecio hacia “sus” logros individuales (casa, carro, comodidades, prestigio), pero también sufre una gran inseguridad. La autoestima del profesional es la del “self made man”, el “hecho por sí mismo”. Ese orgullo se intensifica por la consideración del esfuerzo propio y el mérito, que siente que tiene. El miedo proviene precisamente de lo reciente de su ascenso y el desbalance ocasional entre sus ingresos actuales, su status alcanzado y sus planes de realización personal y familiar. Esa estructura de sentimientos puede llevarlo a desarrollar, tanto una actitud política muy crítica, por lo que considera las “injusticias” sociales, lo cual puede llevarlo hasta a identificarse con las clases populares, así como una postura muy conservadora, para defender el status alcanzado. Esa contradicción se resuelve muchas veces en un oportunismo, incrementado por la tradicional “viveza criolla”.

En su momento de plena emergencia, en las décadas de los sesenta y setenta, los universitarios oscilaron

Alberto Lovera, uno de los muchos luchadores comunistas de la UCV asesinado por el Gobierno de Raúl Leoni

Alberto Lovera, uno de los muchos luchadores comunistas de la UCV asesinado por el Gobierno de Raúl Leoni

entre una actitud de crítica radical, alimentando las militancias de los grupos de izquierda, y las posiciones igualmente radicales de defensa de las condiciones del propio ascenso social. Ya hacia los ochenta, cuando entra una nueva generación a las instituciones universitarias, éstas se convierten simplemente en un conjunto de mecanismos para preservar los “méritos” alcanzados de un grupo social y seleccionar e ingresar justo a sus mismos hijos y allegados. Por supuesto, me refiero a los concursos de oposición amañados por grupos de poder internos o familias; acuerdos electorales en virtud de los cuales dirigentes estudiantiles pasan a ser empleados o profesores; pactos entre grupos económicos relacionados con la construcción y algunas autoridades, cuyo liderazgo se asentó en una imagen de “éxito autorrealizado”.

¿A DÓNDE VAS, UNIVERSITARIO?

Claro, esto coincidió con un nuevo ambiente político general desde los ochenta. Desde los gobiernos se

Carlos Ortega (Presidente de la CTV), Pedro Carmona Estanga (Presidente de Fedecamaras) y el Padre Jesuìta Luis Ugalde (Rector de la Universidad Católica Andrés Bello) pocos d�as antes del Golpe de Estado de Abril de 2002

Carlos Ortega (Presidente de la CTV), Pedro Carmona Estanga (Presidente de Fedecamaras) y el Padre Jesuìta Luis Ugalde (Rector de la Universidad Católica Andrés Bello) pocos días antes del Golpe de Estado de Abril de 2002

promovió la educación privada a todo nivel, lo cual se convirtió en signo de distinción para los recién ascendidos. Se inicia la propaganda antipartidista que evidenció la creciente desconfianza de sectores enteros de la burguesía (sobre todo, los dueños de los medios televisivos) hacia sus partidos AD y COPEI, demasiado populistas para su gusto. Esto tuvo su especial expresión en las universidades, con el discurso que confrontaba la “excelencia” contra los “cogollos partidistas”. Pero, la salida de los desfallecientes partidos del status, entronizó los mecanismos internos de poder.

Al mismo tiempo, entraba en las universidades la nueva onda neoliberal, intensificada por estudios en el exterior y el prestigio que da adecuarse a un “nuevo mundo” donde el socialismo se había convertido en una pieza de museo. Hubo muchos conversos rabiosos.

El modelo ideal, la aspiración, para amplios sectores de la clase media venezolana (y en especial, los universitarios) era el gerente de PDVSA con sus altos ingresos, su identificación con la empresa, su presumida alta formación técnica, su “meritocracia”, su prestigio y modales “moderados”. Figúrese usted la reacción cuando justamente su gran modelo es enfrentado por un gobierno encabezado, además, por un personaje de extracción militar, que hablaba un discurso “indecente” y “vulgar”, es decir, que alude a los modales propios de la situación social de la cual se viene y a veces se repudia. Porque a veces el ascenso social pasa, emocionalmente, por el repudio, el desprecio y hasta el odio hacia la posición de subordinación o pobreza de donde se viene.

Ya tenemos un cuadro completo: autoestima inflada (para no decir pedantería y soberbia), conservadurismo u oportunismo de “viveza” derivado del miedo a perder una posición social supuestamente “dominante”; aspiraciones de poder y realización personal frente al estado “omnipotente” con el modelo del gerente de PDVSA y Marcel Granier; filtros para que entre sólo “su” gente: concursos amañados, cátedras de herencia familiar, acuerdos políticos internos; influencia ideológica neoliberal. Todo esto en medio de una crisis general de las formas de hegemonía política que estalló en 1989 y tuvo sus desenlaces en 1998, 2002, 2004 y 2006.

VENEZUELA CAMBIÓ ¿Y LOS UNIVERSITARIOS?

El cambio que se escenificó entre 1989 y 2006, con hitos como 1992, 1998, 2002 y 2004 (o sea, 4 de febrero, triunfo electoral de Chávez, golpe de estado de abril y paro petrolero, referendum), ha sido fundamentalmente político: de un lado, cambios constitucionales y legales; del otro, la formación de una polaridad política completamente diferente. El “chavismo” y el “antichavismo” son, nuevamente, la izquierda y la derecha, como nunca antes se había presentado.

La respuesta a estos cambios nos lo indica un análisis rápido del discurso de la oposición: horror a los cambios, al “castrocomunismo”, a la eliminación de la propiedad privada, angustia por cómo educarán los hijos “esos comunistas” (unas familias signadas por los divorcios, la escasa atención a los hijos, la niñera televisiva, cultura consumista, etc.). Cuando intentan articular una propuesta, no pasa de proponer resucitar el bipartidismo adeco-copeyano o la “meritocracia” neoliberal. Apoyo a cualquier gobierno

Situación de Violencia en la UCV en la que Manifestantes Opositores acorralaron a Estudiantes Oficialistas en la Escuela de Trabajo Social

Situación de Violencia en la UCV en la que Manifestantes Opositores acorralaron a Estudiantes Pro-Oficialistas en la Escuela de Trabajo Social

extranjero (Estados Unidos sobre todo, Colombia en segundo lugar) frente a los “regalos del gobierno” a unos “pobres países”. En cuanto a la universidad, el discurso repite los mismos insultos exaltados, además de la defensa belicosa de los mecanismos exclusivos del mismo estrato social: selección estudiantil por pruebas internas, rechazo a cualquier cambio en la forma de elección de las autoridades, aprovechamiento oportunista de mecanismos como los de la LOCTI, insistencia en la gritería gremial para reivindicar los pagos del gobierno, retorcidas “teorías” donde Foucault y los postmodernos se mezclan confusamente con Hanna Arendt y Laclau.

Como ya señalara en otra parte, los puntos de lo que puede llamarse el “programa histórico de la Universidad” (biblioteca central, investigación, postgrados) se entierran debajo de una autoalabanza a la propia capacidad administrativa y contable de la rectora y llamados políticos a enfrentar al gobierno. La desviación profesional del contador público y la fruición del asalariado pedante, asesina cualquier vuelo intelectual.

La conclusión está por verse. Mientras tanto lo que le cabe al pensamiento es seguir enarbolando la crítica y cuidando la propia salud mental.

Anuncios

Read Full Post »


LA SECTA MOON Y LA USB

Gustavo Fernández Colón

En un artículo anterior titulado “Sectas, Universidades e Ideologización” [1] hicimos referencia a la creciente influencia de la secta budista japonesa Soka Gakkai en la Universidad Central de Venezuela y otras casas de estudios superiores del país.

En esta entrega, queremos llamar la atención sobre la penetración de otra organización religiosa internacional, conocida como Iglesia de la Unificación o Secta Moon, en una renombrada universidad pública asentada en el Valle de Sartenejas.

La autodenominada “Iglesia de la Unificación” fue fundada en 1954 en Corea del Sur por el controversial Sun Myung Moon, mejor conocido como el Reverendo Moon. Su doctrina es una mezcla de cristianismo, creencias orientales, nacionalismo coreano y una ideología política de extrema derecha, caracterizada por su antisocialismo y anticomunismo virulentos [2].

Moon se ha proclamado a sí mismo como el Mesías enviado por Dios para conducir al mundo a una “nueva era” de paz e integración de la gran familia humana, tras el fracaso de la labor redentora de Adán y Jesucristo. Desde los inicios de su carrera como predicador, ha venido profetizando el advenimiento de una Tercera Guerra Mundial que pondrá fin al reino de Satán (que para él no es otra cosa que el comunismo) para dar paso a la implantación universal del Reino de los Cielos, representado en “los últimos días” por los Estados Unidos, Japón y Corea del Sur [3].

Es por ello que en 1971 se muda a los Estados Unidos, con el fin de propagar su fe y expandir su imperio económico conformado por una red de empresas transnacionales, que abarcan ramos tan diversos como la fabricación de maquinarias industriales, la comercialización de ginseng y el control de medios de comunicación como la agencia United Press International y el diario Washington Times [4].

Entre sus negocios, resalta la fabricación de armamento para el mercado norteamericano a través de la corporación Tongil Heavy Industries, creada en 1978 y transformada en la S&T Dynamics en 2005. Una actividad paradójica para quien se autoproclama defensor de la paz mundial [5].

En 1982 fue condenado por un tribunal estadounidense a dieciocho meses de cárcel por evasión de impuestos [6]. Se ha hecho famoso por el casamiento simultáneo de centenares de parejas de sus seguidores, como el celebrado en el estadio de Seúl en 1992 donde unió a más de 30 mil jóvenes de 131 nacionalidades distintas. También ha tenido eco en los medios su colaboración con el gobierno de Reagan y su estrecha amistad con la familia Bush, así como su apoyo a la Contra nicaragüense y a las dictaduras de Chile, Argentina y Uruguay [7].

Empeñado en propagar su influjo entre los estudiantes universitarios del mundo entero, fundó la Universidad Sun Moon en Corea del Sur, el Seminario Teológico de la Unificación en los Estados Unidos y la red internacional denominada “Movimiento Universitario para la Búsqueda de los Valores Absolutos” [8].

En Venezuela, la Secta Moon opera bajo la denominación de “Federación de Familias Pro Paz Mundial y Unificación” [9]. Cuenta con seguidores dentro de la UCV y la Universidad Simón Bolívar, a tal punto que esta última casa de estudios firmó un Convenio con la Universidad Sun Moon en 2004, para la cooperación en docencia, investigación y extensión. Desde el 2001 se viene ejecutando un programa de intercambio de estudiantes entre ambas instituciones, y varios egresados de la USB han sido enviados a cursar postgrados en la Universidad dirigida por la Iglesia de la Unificación. Asimismo, el Valle de Sartenejas ha recibido la visita de varios docentes de la Sun Moon para dictar seminarios a los estudiantes venezolanos sobre “cultura coreana” y otros temas.

Las relaciones entre ambas casas de estudio han llegado a ser tan estrechas, que en el año 2004 el para entonces rector de la USB, Pedro María Aso, viajó a Corea del Sur para visitar personalmente la Universidad fundada por el “Mesías” Moon [10].

Nadie puede negar que la cooperación interinstitucional es una tarea clave para el desarrollo académico y científico de cualquier Universidad, en cualquier parte del mundo. Sin embargo, habiendo en Corea del Sur más de doscientas universidades, tanto públicas como privadas, reconocidas a nivel internacional, es curioso que haya sido precisamente una institución creada para difundir la doctrina mesiánica de extrema derecha del Reverendo Moon, la seleccionada por las autoridades de la USB para concertar estos intercambios.

Una selección que además resulta irónica teniendo en cuenta que diversos voceros de la Universidad de Sartenejas, se cuentan entre quienes reiteradamente han acusado al gobierno bolivariano de tratar de imponer un modelo educativo ideologizante para manipular las mentes de la juventud venezolana.

REFERENCIAS

[1] Publicado en “Aporrea” en la siguiente dirección: http://www.aporrea.org/trabajadores/a59113.html

[2] Fuente: Guerra Gómez, Manuel (1996). “Los nuevos movimientos religiosos” (2ª ed.). España: Ediciones Universidad de Navarra. (Págs. 156-167).

[3] Algunos Sermones de Moon y una versión electrónica del libro “Aspectos Básicos del Pensamiento de la Unificación” (2002), editado por el Instituto del Pensamiento de la Unificación de la Universidad Sun Moon de Corea, pueden ser consultados en la siguiente dirección: http://www.fedefamilias.org/

[4] Fuente: Marquis, Christopher (2000, Mayo16). “The Unification Church‘s News Affiliate Buys U.P.I.”. En el Diario “The New York Times”. Versión electrónica disponible en: http://query.nytimes.com/gst/fullpage.html?res=940CEFD9113BF935A25756C0A9669C8B63

[5] Fuentes: (a) Sales, F. (1988, Junio 26).Empresas de dietética alimentan en España a la secta del reverendo Moon”. Diario “El País”, España. Versión digital disponible en: http://www.elpais.com/articulo/espana/MOON/Empresas/dietetica/alimentan/Espana/secta/reverendo/Moon/elpepiesp/19880621elpepinac_20/Tes/

(b) “S&T Dynamics Co. Ltd. Company Description” (2008, Junio 30). En “BusinessWeek” [Revista Electrónica]. Disponible: http://investing.businessweek.com/research/stocks/snapshot/snapshot_article.asp?symbol=003570

[6] Fuente: Fisher, Marc y Leen, Jeff (1997, Noviembre 24). “Stymied in U.S., Moon’s Church Sounds a Retreat”. En “Washington Post”, Pág. A01. Disponible: http://www.washingtonpost.com/wp-srv/national/longterm/cult/unification/part2.htm

[7] Fuente: Rodríguez, Pepe (1997). El Poder de las Sectas (3ª reimpresión). España: Grupo Zeta. (Págs. 349-354).

[8] Una descripción de la red de instituciones educativas manejadas por la Iglesia de la Unificación puede verse en el sitio electrónico “Rev. Sun Myung Moon: Una vida de amor a Dios y a la Humanidad” en la siguiente dirección: http://www.sunmyungmoon.com.ar/educ.html

[9] El sitio electrónico de la “Federación de Familias Pro Paz Mundial y Unificación” puede ser consultado en la siguiente dirección: http://www.fedefamilias.org/

[10] Fuentes: (a) Universidad Simón Bolívar (2005, Junio). “Informe Trimestral Acerca de la Marcha de la Universidad. Julio – Septiembre 2004″. Versión electrónica disponible en: www.usb.ve/conocer/pdf/informe_abr_jun_04.pdf

(b) González R., Marino (2007, Enero 31).Una visión práctica de las implicaciones de la Ley: Actividades y proyectos que permiten convertir los aportes exigidos por la LOCTI en inversiones rentables para las empresas”. Comité de Gestión para el Desarrollo de la Ciencia, Tecnología e Innovación de la USB. Versión electrónica disponible en: www.cavedatos.org.ve/download/cdt_434.pdf

Read Full Post »